Entrevista a una dragona llamada Ensa


-Según parece la palabra Draco proviene del latín Draco y del griego drakon víbora, serpiente. – Comentó el entrevistador un joven algo inexperto en la materia, alto moreno de facciones regulares y ojos color avellana. Vestía informal una camisa vaquera y un pantalón del mismo tipo. Permanecía de pie algo inquieto por el encargo que le habían confiado sus jefes. Ya que no se terminaba de fiar de aquella dragona que andaba a dos patas como un humano delante suyo. -¿No va comentar nada?- Le espetó el joven fastidiado por el mutismo de la dragona… Suavizando segundos después su impaciente pregunta con una mueca tensa que se asemejaba torpemente a una sonrisa.
-Lo siento – Comentó lacónicamente la dragona alzando la cabeza hacia su interlocutor que la contemplaba desorientado. Desarmándolo al instante con una amplia sonrisa. Sus escamas doradas refulgían bajo un sol radiante, era primavera. Estaban situados sobre una pequeña montaña. El lugar había sido elegido por ella. Su compañero de viaje algo más grueso, aún proseguía intentando llegar al emplazamiento indicado, soltando denuestos y venablos por el camino. Insultos y maldiciones que nadie escuchaba salvo algún conejo perplejo por la irrupción de tan inusuales visitas. Se acercó hacia el periodista descaradamente y olisqueo las cuantiosas hojas con las que este se había pertrechado. -¿Qué pone? – Le preguntó quitándole un par de hojas de la mano…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s